Los directores de parques nacionales se rebelan contra la prórroga del PP a las cacerías

Fuente: ElPais   | 

–Un grupo de 11 técnicos denuncia que “el interés general se supedita al interés particular”
–Medio Ambiente ha ocultado la protesta a los senadores que reforman la Ley de Parques
El PP quiere prorrogar las cacerías en los parques nacionales

Un ciervo pasea por el Parque Nacional de Doñana (Huelva) / EFE / JULIÁN PÉREZ

Un grupo de 11 directores de los 15 parques nacionales españoles se ha dirigido por escrito al Ministerio de Medio Ambiente para protestar por la reforma de la Ley de Parques Nacionales planteada por el PP para prorrogar las cacerías en estos espacios protegidos. En una dura carta a la que ha tenido acceso Materia, los 11 directores afirman que la enmienda que perpetuaba de facto la caza “implica socavar en lo más profundo el concepto del interés general y las bases de la existencia de nuestros parques nacionales”.

Los directores —entre los que se encuentran los de Doñana, Monfragüe, Sierra Nevada y dos codirectores de Picos de Europa— denuncian que con la enmienda “el interés general se supedita al interés particular” y los parques nacionales quedan “cuestionados a nivel mundial porque se reducen las garantías para el cumplimiento de los compromisos internacionales asumidos por nuestro país en la materia, con el coste que de ello se deriva en términos de prestigio, valoración turística y reconocimiento de nuestra biodiversidad”.

La carta fue enviada este lunes, 3 de noviembre, al director del Organismo Autónomo Parques Nacionales, Basilio Rada, pidiéndole que la elevara “a las instancias oportunas del Senado y del Congreso, así como del Ministerio”. El momento era clave. El 20 de octubre, el PP en el Senado presentó una enmienda a la Ley de Parques Nacionales para prorrogar más allá del actual límite de 2017 las cacerías y otras actividades incompatibles con el régimen de protección. Tras la polémica generada, el grupo popular en el Senado reculó y aceptó negociar.

A nosotros no nos ha llegado nada”, confirma el senador del PP Vicente Aparici

Sin embargo, Rada ocultó al grupo popular la queja de los 11 directores, como reconoce el senador Vicente Aparici, portavoz de Medio Ambiente de los conservadores. “A nosotros no nos ha llegado nada”, confirma. El 4 de noviembre, el PP incorporó una nueva enmienda modificada a la Ley de Parques Nacionales, que esta vez prorroga las cacerías hasta 2020.

El mantenimiento de las monterías es una reivindicación de los grandes terratenientes con cotos de caza en el interior del Parque Nacional de Cabañeros, como los empresarios conocidos como Los Albertos, Alberto Cortina y Alberto Alcocer, con participaciones en la constructora ACS; y el naviero Alejandro Aznar, dueño de una flota de petroleros y marido de Mónica Oriol, la polémica presidenta del Círculo de Empresarios.

El propio Basilio Rada es cazador y acudió el 3 de enero de 2013 a una montería organizada por Alberto Alcocer en Cabañeros, en la que estaba permitido cazar dentro del parque nacional. Antes de ser nombrado director del organismo, dirigió durante ocho años la Encomienda de Mudela, una finca en Ciudad Real en la que históricamente el Ministerio ha criado perdices para que las cazara el rey Juan Carlos.

“No nos parece comprensible que una Ley que supuestamente persigue afianzar la Red de Parques Nacionales, que es capaz de establecer medidas excepcionales ante ‘un estado de conservación desfavorable’, pueda permitir un golpe sensible a dicha conservación”, continúan los 11 directores en su carta, enviada por tanto antes de que se retirara la enmienda que perpetuaba la caza y se sustituyera por otra que la prorroga hasta 2020.

Los 11 directores de parques nacionales hablan de “un golpe sensible” a la protección de estos espacios

“Nuestras reivindicaciones siguen vigentes con la nueva enmienda. Nuestra preocupación sigue siendo clara y manifiesta”, explica una de las firmantes, Mercé Aniz, directora del Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, un paraíso con más de 200 lagos de alta montaña en Lleida. “Nuestra carta sigue siendo coherente. Pedimos una aplicación inmediata de las medidas de protección”, coincide Juan Pedro Castellano, director del emblemático Parque Nacional de Doñana.

Fuentes del Ministerio de Medio Ambiente, del que depende el Organismo Autónomo Parques Nacionales, aseguran sin embargo que la carta de protesta de los 11 directores “se refiere a una enmienda que el grupo popular finalmente no ha introducido, de tal manera que los argumentos de la misiva no se sostienen ante el nuevo texto”. El secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, ha rechazado conceder una entrevista con este diario para hablar de la reforma de la Ley de Parques Nacionales. Basilio Rada no quiso ayer dar explicaciones directamente.

En la carta silenciada por el Ministerio, los 11 directores recuerdan “el deber encomendado a los poderes públicos, y en especial a las administraciones públicas, por velar por la conservación de los parques nacionales”. La extensión de estos espacios protegidos apenas supera el 0,7% de la superficie del país y su conservación está declarada de interés general del Estado.

“Los 15 parques nacionales son como nuestros mejores 15 cuadros del Museo del Prado. No demos más rodeos. Nuestro patrimonio natural no merece más prórrogas”, reivindica Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/Birdlife. Para Theo Oberhuber, portavoz de Ecologistas en Acción, la reforma de la Ley de Parques Nacionales que pretende el PP es “una ley a medida de los señoritos que gestionan sus fincas en el Parque Nacional de Cabañeros como si fueran sus cortijos”.

Es una ley a medida de los señoritos que gestionan sus fincas en Cabañeros como si fueran sus cortijos”, opina el ecologista Theo Oberhuber

Oberhuber vincula la prórroga a las monterías en Cabañeros, un parque entre Toledo y Ciudad Real, con la “amistad” de los grandes terratenientes con María Dolores de Cospedal, presidenta de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y secretaria general del Partido Popular. “Tenemos un Gobierno atado de pies y manos a las voluntades de Cospedal”, opina.

Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF, aplaude “la valentía” de los 11 directores que han alzado su voz contra la reforma. “Esta es una ley a la medida de una serie de propietarios particulares concretos. Hay un parque nacional en España, Cabañeros, cuya mitad se gestiona a puerta cerrada por sus propietarios particulares. Allí no entra nadie”, declara Del Olmo. “Parecía que éramos solo los ecologistas los que estábamos en contra, pero no, los mejores técnicos, que son los directores de los parques nacionales, están pidiendo que se pare la reforma de la Ley, que es una salvajada”, remacha.

Los directores que no han suscrito la carta, algunos de ellos “por falta de tiempo” según otros firmantes, han sido los responsables de Cabañeros, Sierra de Guadarrama, Tablas de Daimiel, Cabrera y Teide.

Para el secretario general de WWF —una ONG que expulsó al rey Juan Carlos como presidente de honor tras el escándalo de su safari en Botsuana— es “extremadamente grave” que la carta de los 11 directores se haya ocultado a los senadores que negociaban la reforma de la Ley. El senador Aparici, sorprendido por la existencia de la misiva de protesta, mantiene que siguen “abiertos al diálogo”. El 12 de noviembre, la nueva Ley de Parques Nacionales llegará al Pleno del Senado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.