Y ahora quieren autorizar la caza en Cabañeros

La Iniciativa Ciudadana en Defensa de los Parques Nacionales publicó el pasado mes de Abril de 2014 un manifiesto expresando su preocupación por el presente y futuro de los más valiosos espacios naturales de España, y en particular por la deriva mercantilista de su gestión, cada vez más alejada de los objetivos de conservación de la Naturaleza que deben constituir la prioridad absoluta en los Parques Nacionales.

Parque Nacional de Cabañeros     ©EcoToledo

El proyecto de ley de Parques Nacionales elaborado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y actualmente en tramitación en el Senado, insiste peligrosamente en esta línea, facilitando la proliferación de excepciones, para introducir en determinados Parques usos y aprovechamientos favorables a intereses económicos particulares, y claramente incompatibles con el máximo nivel de preservación ecológica que exigen los Parques Nacionales.

En concreto, el proyecto de ley desaprovecha la oportunidad de regular de forma estricta el “control de poblaciones”, que debe realizarse con base científica y por personal especializado, y en cambio facilita la continuidad de la caza encubierta.

Más grave aún, el partido del Gobierno tiene previsto emplear el trámite parlamentario para introducir una enmienda específica, autorizando sin rodeos la caza en el Parque Nacional de Cabañeros, dando así cobertura legal a una actividad incompatible con la conservación de un Parque Nacional, y cuya práctica por propietarios de fincas incluidas en el parque ha subsistido hasta ahora de forma fraudulenta.

La Iniciativa Ciudadana en Defensa de los Parques Nacionales se opone frontalmente a este despropósito, y aboga por la retirada total de un proyecto de ley innecesario, retrógrado, y que supedita la conservación pública de los mejores espacios naturales de España  a intereses económicos y de ocio particulares.

NOTICIAS:

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.